Loading

Press

Press

De La Pestilencia a Arjona: la historia de un artista visual

Camilo Mejía es el ingeniero de video de la gira 'Viaje' de Ricardo Arjona, una experiencia profesional que jamás imaginó que iba a tener por sus gustos musicales.

Por: Renata Rincón

Cuando Camilo Mejía trabajaba tras bambalinas en Rock al Parque, jamás pensó que su realización profesional la lograría al lado de Ricardo Arjona

Desprenderse de las baterías no fue fácil, pero confiesa que el folclor fue el responsable de mostrarle que había otras cosas independientemente a su gusto musical. “Eso me abrió la cabeza”, cuenta y piensa lo pretencioso que suena en su trabajo actual hablar de géneros musicales.

De padres fotógrafos, Camilo heredó la pasión por la imagen y estudió Artes Visuales en la Universidad Javeriana. Fue VJ de El Freaky en sus inicios y allí descubrió que no le gustaba ser el protagonista sino estar en el lugar que ocupa ahora. Está sentado frente a los monitores en medio del público desde donde se controlan las luces, el sonido y el video. Un sitio llamado ‘front of house’ en el que se siente el nivel de la energía de los asistentes, el termómetro que mide si las cosas están saliendo bien.

Para ser el ingeniero de video de una gira no hay escuela distinta a la calle, como él mismo la describe. “Arrancas arrastrando un cable y vas escalando”. Del rock y El Freaky pasó a trabajar con la cantaora Totó y vinieron las giras con Carlos Vives, en las que aprendió a vivir viajando constantemente.

Hace un par de meses recibió una llamada del equipo de producción de espectáculos que considera la “liga triple A” en América Latina. Tenía que volar de inmediato a México. Llegó a su casa, reunió a sus amigos para despedirse porque iba a estar por fuera un año y medio. “Les dije que era otro artista diferente a Carlos Vives y cuando revelé el nombre de Arjona no me creían. Unos se mofaron”, cuenta. No es un secreto que el guatemalteco tal vez es uno de los objetos de burla preferida entre los rockeros de habla hispana.

No obstante, Camilo sabía que iba a ser parte de un espectáculo de primera. “En mi experiencia son muy pocos los artistas latinoamericanos con este nivel de producción”, afirma y cuenta lo difícil que es encontrar uno con la conciencia y el bagaje para llamar a los mejores técnicos, y llevar su propio equipo y pantallas. “Es un monstruo de proyecto y siento que Ricardo le pone tanto empeño porque es la forma de agradecerles a sus seguidores”.

‘Viaje’ le ha hecho sentir admiración por Arjona pues no está acostumbrado a que un artista se involucre tanto con los técnicos y tenga claro cómo funcionan las cosas. “Después del ensayo y de estar cansado de haber hecho prensa, de reunirse con su gente de mercadeo y con el director musical, a las 11 de la noche se sentó con nosotros a revisar el show; siempre nos recuerda nuestra importancia allí. Eso me ha pasado dos veces en 12 años de experiencia en esto”, cuenta.

Mejía es el encargado de la programación de las pantallas y trabaja de la mano del diseñador del show. Explica que la operación de video en vivo es como si se estuviera editando un videoclip. Está comunicado con el director de la banda quien, desde la tarima, le cuenta los tiempos para poder entrar con las imágenes con precisión. “A veces, cuando Ricardo canta salen las palabras en la pantalla. Hay tecnologías que coordinan eso solas, pero el músico latinoamericano es visceral y le gusta cambiar cosas en la marcha y por eso es necesario que alguien entienda la música y cómo fluye el espectáculo”.

En cuanto a su experiencia personal, el bogotano confiesa que trabajar con el equipo de personas de Ricardo Arjona le ha enseñado la importancia de compartir. “En Colombia la gente aprende la técnica y no quiere soltar ese conocimiento. Eso no es así. La única manera de que crezcas profesionalmente es aprender a compartir las cosas que sabes”, concluye.

LINK: http://goo.gl/ChCPmb

BACK